lunes, 12 de noviembre de 2012

La economía de Japón se contrae

En este post, voy a seguir hablando sobre economías asiáticas como vengo haciéndolo durante la última semana. Sin embargo, a diferencia de las entradas anteriores, hoy voy a hablar sobre un tema de actualidad: la contracción de la economía nipona de los últimos meses.

La crisis ya no es algo que preocupa (y ocupa) a Europa. Cada vez hay más indicios de que la crisis se adentra en Japón. El lunes pasado, el gobierno japonés presentó los datos económicos del tercer trimestre de 2012 y podemos decir que no son datos nada optimistas.


Como podemos ver en el gráfico, en primavera Japón todavía mostraba signos de recuperación, pero este lunes el PM Yoshihiko Noda ha comunicado un panorama menos halagüeño: durante el tercer trimestre la economía retrocedió un 0,9%.

El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, ha admitido que los números publicados hoy son "graves" y aseguró que su Gobierno responderá a esta situación con un "sentido de crisis".

La economía del país se enfrenta a varios problemas. Las exportaciones a Europa se han derrumbado a causa de la crisis del Euro y los negocios con Estados Unidos se tambalean. Además, el conflicto territorial por un grupo de isas en el Mar de China Oriental, complicó las relaciones con el gigante asiático, que boicotea los productos japoneses. Todos estos factores han llevado a una reducción de las exportaciones del 5% en el último trimestre.

Otro factor importante para la reducción de las exportaciones es la gran fortaleza del yen (cuanto más fuerte está nuestra moneda más caras serán nuestras exportaciones)

El consumo privado, que supone cerca del 60 por ciento del PIB japonés, retrocedió un 0,5 por ciento, mientras que el gasto de capital corporativo se contrajo un 3,2 por ciento en medio de los flacos resultados financieros de los grandes fabricantes nipones.

El gasto público, por contra, creció un 4% en su cuarto trimestre consecutivo de incremento, alentado por las millonarias inversiones efectuadas para la reconstrucción de las zonas del noreste del país arrasadas por el tsunami de marzo de 2011.

Ante esta situación, el Gobierno tiene previsto aprobar antes de fin de mes un paquete de medidas de emergencia para impulsar la economía, que se sumaría a las medidas de estímulo por 400.000 millones de yenes (3.950 millones de euros) recientemente acordadas.

Es por esto que es muy probable que Japón caiga en una nueva recesión, ya que se encamina hacia un segundo trimestre consecutivo de contracción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;